La Justicia española ya empieza a pronunciarse sobre el caso Volkswagen

En referencia a los motores trucados para disimular las emisiones de óxido de nitrógeno, la primera sentencia se ha emitido en un juzgado de primera instancia en Torrelavega (Cantabria) que ha desestimado la demanda interpuesta por el comprador de un Volkswagen Tiguan en mayo de 2012, que pedía que se anulara la operación y la devolución del precio pagado por el vehículo. El demandante ha sido condenado a pagar las costas, pero puede recurrir el fallo. Entre los motivos del fallo, está que el comprador no demuestra tener una conciencia ecológica especial y que la reparación del vehículo que tiene el software malintencionado puede hacerse “en términos razonables”.

No hay comentarios

Agregar comentario

Debe ser Conectado para agregar comentarios.